Encuentro “Roberto Duvergé Mejía”

robertoduvergemejiaEl Movimiento de Izquierda Revolucionaria-MIR- realizó su 8vo. Encuentro Nacional, el pasado 26 del presente mes, en un lugar del sector de Bayona, zona Oeste de la Provincia Santo Domingo, en un ambiente de camaradería.

En dicho encuentro se abordó la agenda que estaba establecida, desde las 9 am, hasta las 4:40 pm.

Parte de la agenda fue solicitar a los presentes, que el nombre del mismo sea llamado Roberto Duverge, petición que fue acogida, siendo esto un hecho de trascendental importancia, no porque vamos a recordar un aniversario  del fallecimiento de Roberto, no, sino, porque, trataremos de colocarnos a la altura de la firmeza de defensa de los principios revolucionarios, socialistas y comunistas, como lo hizo y  demostró Roberto.

Hoy cuando tantas gentes que conocieron a Roberto se han rajado, como dice el pueblo, es un deber revolucionario y socialista, darle a conocer parte de la práctica y su  conducta para que las presentes y futuras generaciones no desconozcan la historia de uno de sus representantes.

Roberto Duverge Mejía, era oriundo de la provincia de El Seibo, del Este del país, donde nace un 19 de Julio del 1928. Desde muy joven tuvo inquietudes políticas, y sobre todo, en defensa de los campesinos, trabajadores y demás capas sociales.

Ya en la capital,  en la Universidad Autónoma de Santo Domingo-UASD-, estudia Derecho y se gradúa como Dr. En Derecho, profesión que nunca ejerció y guardo el título en su casa para defender al pueblo por otra vía.

Se involucra desde muy joven en el Movimiento Política 14 de Junio-1J4-, en los finales del 50, donde asume un rol de dirigente por su condición de entrega a la causa antitrujista, su formación política, temple político y confidencialidad.

Por su comportamiento, formación política, humildad, capacidad organizativa,  comparte responsabilidad de suma importancia y riesgos  para el 1J4, siendo responsabilizado de diversas zonas del país como enlace político en el proceso de desarrollo de dicha organización. Eso lo lleva a ser parte de lo que se conocía como, la doble estructura que existía en el 1J4: La política y la estructura militar.

En la decisión del 1J4 alzarse en armas para defender el retorno del profesor Juan Bosch en Noviembre del 1963,  es asignado por la dirección política en el Frente Urbano.

Roberto continúa su esfuerzo de estudios y profundización del conocimiento, no solo del Marxismo Leninismo, sino de las diferentes corrientes del pensamiento político que se sucedían para la época.

Durante el desarrollo de la guerra de Abril del 1965, Roberto es responsabilizado de la estructura de El 1J4 en la Zona Norte de la capital, siendo su nombre de guerra Comandante Arturo, jugando un papel importante en la famosa “Operación Limpieza” que llevó a cabo el ejército Yanke invasor.

Terminada la guerra y como parte de  los acuerdos políticos con Caamaño, este es enviado al  extranjero, donde posteriormente  se traslada a la Cuba revolucionaria a continuar preparándose para la liberación de la patria, y es a Roberto Duverge que la dirección del 14 de Junio elige para que se comunique con el Héroe y le transmita la posición que este grupo tenía sobre los planes de Román.

Esta decisión, retrata al inmenso Roberto, o el flaco, como le decían sus más cercanos camaradas. Y es que, para la época, el Héroe Román no le interesaba ver a ningún dirigente de los grupos de la izquierda dominicana, excepción que hizo con Roberto durante su estadía en la Habana en el año 67.

Las cualidades revolucionarias de Roberto lo llevaron a ser el único dirigente de la izquierda de su época que, el Partido Comunista de China le publicara una literatura sobre la situación del Movimiento Campesino.

Después del desembarco y  las consecuencias del mismo, empieza una actitud de revisión y rectificación de la concepción en la  construcción y toma del poder por parte del movimiento revolucionario, de izquierda, específicamente y posterior a la división del 14 de Junio, encabeza el desarrollo de una corriente y tendencia socialista,  Marxista-Leninista, la cual se materializa y es parte de la fundación del Movimiento por el Socialismo-MPS-, del que  fue unos de sus fundadores.

Como parte de la lucha interna y la búsqueda de perspectiva y desarrollo de esa tendencia socialista, sale del MPS en los ochenta, y el sector que representaba, MPS unidad y lucha, junto a otros espacio de izquierda, funda La Fuerza de Liberación Popular-FLP-

Así continúa  demostrando  Roberto su compromiso revolucionario, unitario, de los sectores de izquierda que abrazaban el socialismo.

Como no recordar al flaco, o profesor, como le llamaban sus camaradas, en los salones de profesores de la antigua  Facultad de Humanidades, todas las tardes o por la mañana, en un receso de su cátedra de historia para el Colegio Universitario o –CU- cuando se encontraba  con bastante frecuencia con el inolvidable Narciso González -Narcisazo-, o con José Antinoe Fiallo, discutiendo sobre la situación política nacional e internacional.

El último esfuerzo unitario incompleto de la izquierda socialista del momento  lo desarrolla Roberto a partir de la mitad de la década del 80 y forma, junto a un sector que procedía del MPD (unificado) en esa época y otros sector de la izquierda:  La Fuerza de Resistencia para la Liberación Popular-FRLP-

Al cumplirse un aniversario más de la gesta de Abril y varios acontecimientos que suceden en la capital en 1989, Roberto es apresado junto a Fernando Peña y Luis Lizardo acusado de colocar una bomba en el Colegio Dominico Americano.

Preso Roberto, desencadena una serie de complicaciones de la Ulcera Gástrico que padecía, la cual, después de atravesar por un tortuoso proceso de encarcelamiento, negación de suministro de medicamentos, y de derechos por la entonces Procuradora balaguerista, Semiramis Olivo de Pichardo, se logra que sea llevado a la Habana para fines de seguimientos.

Fallece en la Habana, Cuba, el 21 de Julio del 1989, como consecuencias de complicación de un cáncer de Estómago diagnosticado en estado avanzado,  regresando el 28 de Julio para ser sepultado como solo un dirigente, sencillo, humilde, amable, unitario, se merece.

Pocos  entierros han entusiasmado la participación popular y revolucionarias como fue el de Roberto, desde la funeraria la Altagracia, hasta el Cementerio Cristo Redentor.

El Movimiento de Izquierda Revolucionaria –MIR- , con la dedicatoria de este importante acto, rinde tributo a uno de los dirigentes de la izquierda dominicana  que mayor admiración,  respeto se granjeó y en reconocimiento al esfuerzo persistente de unir a todos los marxistas-leninistas del país,  como un aporte a la necesaria creación de la ausente dirección revolucionaria que aún persiste en la república dominicana.

Siempre estará presente en nosotros, camarada Roberto.

 

Somos pueblo, somos izquierda, ¡venceremos!