Situación Económica

La república dominicana atraviesa por una de sus más deterioradas condiciones económicas, sociales, políticas y culturales de los últimos  cincuenta y cinco años.

La deuda externa global estimada en unos 33 mil millones de dólares y un presupuesto donde, sólo para pagar intereses por la misma, se destinarán alrededor de  127 mil millones de pesos.

EL 24 por ciento de los jóvenes desempleados muestra una débil economía donde la mitad de sus empleos son sustentados por los “chiriperos” o comercio informal.

El pésimo sistema educativo que nos ha colocado entre los peores del mundo; el déficit habitacional, calculado  en un millón de unidades; la frágil soberanía alimenticia causada por el abandono de la agroindustria aunada a una tasa de desnutrición general estimada en un 20 por ciento y una desnutrición en menores de cinco años en un 10 por ciento muestran con claridad el estado de deterioro actual.

Además, contamos con un colapsado sistema de salud y seguridad social que solo ha servido para beneficiar al sector comercial y financiero, así como  un nivel de corrupción calculado, en los últimos 10 años en 104 mil millones de pesos. El 64.8 por ciento de la población dominicana percibe un deterioro de la seguridad ciudadana que se evidencia por los asaltos ocurridos, en el últimos mes, a dos instituciones financieras.

El alto nivel de impunidad a la corrupción y la violación a las leyes, el narco tráfico, el      lavado de activos y los juegos de azar  se han apoderado en los sectores de poder económico y político.

La complicidad gubernamental en el ecocidio cometido por multinacionales como Barrik Gold, Falcondo y Stracta Nickel, la indiferencia hacia las constantes violaciones sindicales y laborales por parte de los capitalistas-comerciantes y la entrega del control financiero de la frontera dominica-haitiana a los burgueses dominicanos, encabezados por el emporio de los Vicini y sus “Zonas Francas” quienes ejecutan,  con el apoyo incondicional brindado por Danilo Medina, la política imperial de potencias extranjeras.

Esta realidad, ocultada o disfrazada por los medios de comunicación sumisos al poder,  muestra un país que ha sido conducido usando como base el modelo Neoliberal y cuya implementación ha llevado al pais a perder la soberanía económica y política, como consecuencias de la entrega en ventas, arrendamientos, o concesión de sus principales bienes y medios productivos en beneficio del gran capital transnacional y nacional.

Leave a Reply